CHAT

sábado, 16 de enero de 2010

El futuro del subjuntivo no es cosa del pasado, ¡salvémoslo!

A quienes leyeren y entendieren:

El español o castellano, nuestra lengua, posee un tiempo verbal que no es muy común entre nosotros, pero que existe y nos abre la posibilidad para una mejor y más compleja expresión. Éste es el FUTURO DEL SUBJUNTIVO (fuere, llegare, vieres, soltáremos), diferente al PRESENTE DEL SUBJUNTIVO (vaya, haga, sepan, abramos, sean) y al PRETÉRITO DEL SUBJUNTIVO (comiese, comiera, fuesen, fueran, supiésemos, supiéramos), e implica una visión más amplia de nuestro universo conceptual.

"LOS LÍMITES DE MI LENGUAJE SON LOS LÍMITES DE MI MUNDO" Wittgenstein

Aquel que encontrare la posibilidad de ampliar su lenguaje y de aprovechar las herramientas que le da su propio idioma, por medio del uso del futuro del subjuntivo, estará invitado para que se uniere a este grupo, opinare, aportare información y ayudare a dar vida a este tiempo verbal por medio de su lenguaje cotidiano, así no fuere para comunicarse con las masas que dicen hablar "español" moderno.

Quien considerare el futuro del subjuntivo, como algo arcaíco y obsoleto, lo entenderé y le agradeceré haber leído esta invitación. Pero le rogaré que nunca dijere que domina su lengua a la perfección; en realidad nadie lo hace, pero algunos se preocupan por usarla mejor.

DIME CÓMO HABLAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Cada tiempo verbal existe para que podamos abstraernos y entender el tiempo y nuestra relación con él. El futuro del subjuntivo, como su nombre lo dice, habla de lo que viene pero sin mucha certeza; hablamos del futuro hipotético, el tiempo donde se encuentran los sueños, las metas, el destino y el mismo sentido de la vida; su complejidad conceptual y sus posibilidades estéticas reclaman que este tiempo verbal fuere usado.

Tristemente, nos han enseñado a poner en su lugar el PRESENTE DEL INDICATIVO; el tiempo verbal más básico de todos.
Ej: Si VOY a tu casa, te lo diré.
Ej con fut del subj: Si FUERE a tu casa, te lo diría.

También estamos enseñados a usar el PRESENTE DEL SUBJUNTIVO para hablar de algo futuro y aun más incierto:
Ej: Las leyes van a cambiar para que los ciudadanos ENTIENDAN
Ej con fut del subj; Las leyes van a cambiar para que los ciudadanos ENTENDIEREN

Se suele también usar el PRETÉRITO (pasado) DEL SUBJUNTIVO, para referirse al futuro; es realmente extraño usar un verbo en pasado para hablar de un futuro hipotético
Ej: Si yo TUVIERA/TUVIESE ganas, mataría al papa
Ej con fut del subj: Si yo TUVIERE ganas, mataría al papa

RECUPERACIÓN SIGNIFICA EVOLUCIÓN

Usar tiempos verbales en vía de extinción, no significa oponerse al desarrollo natural de la lengua. Sólo pienso que en el proceso de evolución debemos ampliar nuestras posibilidades expresivas y no redurcirlas. Cada día nuestra lengua se nutre de nuevas palabras extranjeras que nos enriquecen, conceptualmente hablando, y que nos vinculan a nuestro mundo globalizado. Esto es el español posmoderno, al cual nunca me he opuesto ni lo haría, pero también creo que podemos tener el orgullo de poseer una amplia gama de tiempos verbales y la madurez para hacer el esfuerzo de enriquecer nuestra lengua, con lo que históricamente hemos perdido.

4 comentarios:

  1. Interesante disertación.

    ResponderEliminar
  2. El lenguaje no es limitado. Es como la esencia, generadora de siempre nuevos posibles a realizar.
    Es limitado el referente nombrado (logos, arché) con la voz SER?
    y el TODO? acaso ha de tener principio y fin?

    Si el pensamiento es generador de acontecmientos en que caben naturalezas esencales de evidente muestra de esa obertura siempre posible a la novedad, por qué el lenguaje, como estructura del pensamiento análoga al número y en la palabra, es necesriamente limitado?

    No es suspiro que en acto trasciende lo diferente y lo cohesiona, lo unifica traspasando to límite material, a su vez sin anular su identidad y, a su vez en acto, vislumbrar que se manifiesta de facto un íntimo nexo de unión original en que la esencia se dice a sí misma.

    cuando nombro me uno íntimamente o aquello que genera que la esencia se muestre afirmando dos naturalezas que, seindo idénticas a sí mismas, trascienden cuando se genera un referente único, un continente que,desde el número, en la unidad, se expresa en la palabra, análogamente, como estructura del pensamiento, desde la lógica.


    El uno. Es forzosamente y, en todoso los casos un continente de hermético cerazón, o no es, precisamente, la infinita diversidad que al colmarse de sí mismo, derrama, inagotable, los siempre posibles que estemos dispuestos a encontrar?

    El recuerdo.... no es un acto de trascendencia a la limitación de lo temporal para, precisamente, guardar en su seno un referente que, en sí, cuando se nombra, es algo que implica un contenido siempre trascendente y, por tanto, generador de nexos de unión que sólo desde un ámbito siempre abierto e ilimitado, posibilita que podamos encaminarnos ultrapasando toda barrera temporal.


    El nombre, la palabra, no es, finalmente, generadora de una eliminación de barreras que, sin atentar con la variedad de lo idéntico a sí mismo, diluye en íntima comunión aquello que serparando, limitando, nos ubicó y ahora, uniendo, nos permite abrirnos y afirmarnos...


    Y si digo bla, bla bla...

    A qué cantidad (medida limitada, acotada) de enrollada persiano hago referencia?


    Y si me da por hablar hasta la eternidad en plan pesá de turno?

    :-)

    ResponderEliminar
  3. el futuro no lo podemos conceptual izar, su significado, su naturaleza o su antropología, no es ser reducionista solo pasa por un simple proceso sensoriperceptivo, en si no significa nada una conexion de letras con su respectivo tono, el sentido se pierde, es por ello reconocer la intensidad el esmero por "el aquí y el ahora". parece que se nos ah olvidado a vivir.

    ResponderEliminar