CHAT

lunes, 28 de junio de 2010

Redes: La ciencia de la compasión







Según el biólogo y monje budista Matthieu Ricard, la felicidad no es una sucesión interminable de placeres que terminan por agotamiento, sino una forma de ser. Y si es así, ¿no deberían nuestros hijos aprender en el colegio a ser felices? ¿No es acaso lo que desea cualquier madre o padre de hoy en día? Para permitir aflorar la compasión y la naturaleza buena que todo ser humano lleva dentro, la ciencia está descubriendo los beneficios de la meditación. Aprender a meditar puede ayudarnos a convivir con una mente más clara y más hábil a la hora de lidiar con las emociones negativas y fomentar las emociones positivas.

2 comentarios:

  1. meditar y reflexionar y poder ver que acciones transformadores uno puede realizar para cambiar de posicion subjetiva frente al dolor

    ResponderEliminar
  2. Creo que la meditacion es solo una forma de apaliar nuestros dolores o tristezas de manera pasajera al igual que la felicidad es momentanea ,ya que uno no es feliz para siempre. El cambio que se puede hacer es a traves de la continuidad de una filosofia de vida que no se llama MEDITACION sino complascencia del dia a dia o simplemente tomarlo todo de manera deportiva (donde hay fracasos y derrotas pero lo que importa es el juego DE LA VIDA.

    D.A.R. es Dar

    ResponderEliminar