CHAT

domingo, 12 de diciembre de 2010

La conciencia como propiedad "intrínseca"


Esta visión de la conciencia como propiedad “intrínseca” la hemos obtenido a partir de la obra "El reloj de la sabiduría" del eminente científico y escritor Francisco Mora.

Nos dice que la naturaleza ha planificado la supervivencia biológica, que en el hombre se continúa haciendo que las emociones se tornen conscientes. Precisamente el hombre “sabe” de tales reacciones emocionales al aflorar las mismas a su conciencia.

El profesor Mora toma nota de la definición de las emociones según el “Diccionario de Neurociencias” de Sanguinetti y Mora (1994):

“Reacción conductual y subjetiva producida por una información proveniente del mundo externo o interno (memoria) del individuo. Se acompaña de denómenos neurovegetativos”.

La reacción subjetiva está referida al aspecto cognoscitivo.

Con referencia a la conciencia (tema de este artículo) Francisco Mora se basa inicialmente en las nueve tesis filosóficas -o cómo estudiar la conciencia científicamente- de Searle, comentando siete de ellas:

Primer problema. Está referido a la misma definición de conciencia, ya que la conciencia no sería un tema para la investigación científica, al ser en el mejor de los casos un concepto confuso y hasta místico. Para resolver este primer problema, Searle propone distinguir entre definiciones sobre la esencia del concepto a otras de “sentido común o útiles” que sirvan para el trabajo experimental.

Segundo problema. Se refiere a la objetividad y subjetividad de la conciencia, pues al ser por definición la ciencia objetiva y la conciencia altamente subjetiva, “no puede haber una ciencia de la conciencia”. Searle contesta que se puede tener conocimiento objetivo dentro del dominio subjetivo.

Tercer problema. Está referido a la causación entre fenómenos subjetivos y objetivos de esa conciencia. Searle propone que “a través del avance de la neurobiología y de las descripciones de cómo y por qué exactamente tal cosa sucede hará desaparecer esta sensación de misterio”.

Cuarto problema. Se refiere a si la conciencia tiene alguna función biológica. Searle responde en el sentido de que la conciencia es un importante ingrediente en la conducta de humanos y animales superiores.

Quinto problema. Tiene que ver con que la conciencia sea un estado diferente del cerebro, o mejor, ¿hay una explicación causal de la conciencia en términos de procesos cerebrales? Searle nos dice que esta última visión es dualista, ya que (en su opinión) “la visión correcta es ver que la conciencia no es sino patrones de actividad neuronal”.

Sexto problema. Está referido a la forma de reducir la conciencia a sus elementos constituyentes (reduccionismo), es decir, a sus circuitos neuronales. Searle aparca el problema al afirmar que “lo que queremos es una explicación causal de cómo los procesos cerebrales producen experiencias conscientes”.

Séptimo problema. Cómo manipular simbólicamente y expresar en lenguaje informático la conciencia. Searle, es de la misma opinión de Zeki al hablar del sistema visual, al indicar que “la razón por la que no se puede analizar la conciencia en términos de procesamiento de información o manipulación simbólica es que la conciencia es una propiedad intrínseca a la biología del sistema nervioso, en tanto que el procesamiento de información y la manipulación simbólica está en relación a un observador externo al sistema”.

Francisco Mora nos dice que “el conjunto de un determinado patrón de actividad neuronal no es causa de la conciencia porque éste es la conciencia misma, sólo que expresada en un lenguaje neurobiológico frente al psicológico o conductual”.

En base a estos argumentos filosóficos de Searle, la neurobiología ha podido, aunque aún de forma rudimentaria, avanzar en el conocimiento de la conciencia.

Crick, Edelman y Tononi concluyen (cada uno, independientemente) que la conciencia “depende crucialmente de alguna forma de la memoria a corto plazo y también de mecanismos atencionales seriados”. “La experiencia consciente es un proceso que es unificado y privado, que es extremadamente diferenciado y que se desarrolla en una escala de milisegundos”.

Una característica importante de la percepción consciente es su singularidad: “el acto de conciencia es un acto único en el tiempo y en el espacio” (una única “escena”).

La conciencia dinámica que poseemos del mundo es una serie de actos singulares y diferenciados seriados en el tiempo basados en la memoria icónica (menos de un segundo) o la memoria a corto plazo (unos pocos segundos).

Durante la unidad de tiempo estimada en unos 12 mseg, el cerebro puede procesar un suceso o simple quantum, como resultado del barrido de toda la corteza cerebral por las oscilaciones neuronales de 40 Hz en los núcleos talámicos (Llinás), que progresan desde las partes más anteriores de la corteza cerebral (polo frontal) hasta las partes posteriores (polo occipital). Nos dice Francisco Mora que ”la sucesión de los barridos proporcionaría la película continua de nuestro ser y estar en el mundo”.

Por último, Francisco Mora cree en la posibilidad de que acabe elaborándose “una teoría del conocimiento unificado sobre el hombre en el que las ciencias básicas fueran el anclaje de las Humanidades”.

2 comentarios:

  1. Conciencia y estado de conciencia

    "¿ Cómo este montón viscoso y blanquecino dentro de mi cráneo puede tener conciencia ? …
    Ciertos tipos de sistemas vivos evolucionaron en el curso de largos períodos del tiempo. Entre ellos, algunos tienen de los cerebros evolucionados capaces de producir y de mantener la conciencia ...
    A menos de estar cegados por la mala filosofía o alguno avatar de la psicología oficial, no dudamos que los perros, los gatos, los monos y los ninos tienen una conciencia subjetiva …" (cf. J.R.Searle - The rediscovery of the Mind, 1992).
    ¿ Quid de esta conciencia ?
    ¿ Es ella un operador que tiene el poder de reconocer, de juzgar, ..., de decidir y de actuar ?
    No, por cierto no.

    Vea el sitio : www.paulmoyne.com
    pm

    ResponderEliminar
  2. La verdad pareciera ser biológica (cables o nervios entrelazados con datos en movimiento, que forman realidades intra-perce-subjetivas, pero y el elan vital, la conciencia, lo espiritual?

    ResponderEliminar