CHAT

viernes, 10 de julio de 2015

De Amor y Música

Sólo el Amor y la Música es lo que puede mover el Mundo al ofrecerme que siga yo viviendo. Es el Amor y la Música la razón de mi estancia en este aquí y en este ahora. Es aquí y ahora, inspirando o expirando, el lugar y el momento en el que leyendo estas palabras compartimos lo eterno del Instante. Pues, aún esperándote, con insaciable avidez,que deslices tu aquí y tu ahora en este riachuelo de pensares míos... Resulta que el Eco de mi aquí y mi ahora, fué un allá y un antes en el momento en el que volqué lo que ahora lees. Es la Eternidad. Que en el recuerdo se hace Eco en el presente para quedar plasmado hoy en estas palabras que leerás mañana, junto a mí. El Ayer, el hoy y el mañana, aquí y ahora. Compartiéndonos. Leyéndonos. Vuelvo a Amar. Como nunca antes amé. Vuelvo a interpretar Música. Como nunca antes imaginé. Amor y Música. Aquí, ahora. Siempre. Agradecida eternamente. Por quien pronuncia en su alma las mismas palabras que, escritas por mí, me honran y me llevan, con el Eco, por el camino de nuestra complicidad. Complicidad. Última instancia en que las almas, ocupan un mismo lugar en el cual no cabe barrera alguna. De tanto Amor que quisiera abrazarte tan fuerte que, al hacerlo, aconteces a la imposibilidad de ocupar un mismo lugar material junto a quien amas. Y es precisamente cuando las almas afloran para salvar ese pseudo-obstáculo. Generar el camino empieza por un abrazo. Es el prolegómeno en el que las almas bellas se ven en la imperiosa necesidad de abrir las puertas que el abrazo físico, rebosante de sensualidad, ofrece en derrama. Colmado de sí mismo, el abrazo es el comienzo del camino que vence todo cuanto de aperente e inexpugnable pudiera parecer a primera vista. Presenciado y acometido por almas bellas...éste derrama su colmo invitando a abrir las puertas de una trascendencia que las guían por un mismo camino. Para que todos seamos uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario